Cuidado de la lavadora

Prolonga la vida de tu lavadora con estos consejos.

Escotilla tambor lavadora

Al cuidado, limpieza y mantenimiento de las lavadoras es necesario darle la atención necesaria para prolongar su tiempo de vida útil y que continúe cumpliendo con su función de manera eficiente. Es nuestra aliada en la limpieza y el cuidado de nuestra ropa. Sin embargo, también es Por eso conviene aprovechar su rendimiento al máximo, y para ello, una buena limpieza es fundamental. Explicaremos de qué manera limpiar las partes fundamentales de la lavadora: tambor, junta de goma, filtro y cajetín del detergente. Además, enumera consejos para el cuidado y mantenimiento de este electrodoméstico.

Como pasa con cualquier electrodoméstico, el funcionamiento de la lavadora se ve afectado por el uso. No solo por el desgaste propio de sus piezas, sino porque, si no se toman los cuidados correspondientes, la suciedad se va acumulando, sobre todo en partes específicas como el tambor, la junta de goma y el filtro. Si la ropa después de lavar sale con manchas, es probable que la lavadora necesite una limpieza profunda.

Limpiar el tambor y la junta de goma para el cuidado de su lavadora

Para limpiar el tambor, lo aconsejable es poner un ciclo largo en la lavadora sin ropa a 60º. Y en lugar de utilizar detergente se debe aplicar un limpia maquinas especial: Puedes utilizar bicarbonato y vinagre. En general, salvo que la suciedad fuera mucha o que estuviera demasiado impregnada, el tambor quedará limpio después de este proceso.

“Una clave para mantener la limpieza en la lavadora es dejar que el tambor se ventile bien después de cada uso”

La junta de goma, por su parte, se debe limpiar con un trapo humedecido en agua y detergente, lejía o amoniaco, según el grado de suciedad o lo difícil que sea quitarla. De los tres productos citados, el detergente es el más leve, la lejía ocupa un lugar intermedio y el amoniaco es el más potente. Como la suciedad de la goma es habitual que esté muy incrustada, en general es necesario restregar bastante el trapo o la bayeta para despegarla.

Limpiar el filtro y el cajetín del detergente

Hay otras partes de la lavadora que en ocasiones resultan menos visibles pero que son importantes, pues si no se limpian a menudo, pueden manchar la ropa o generar malos olores.

Una de ellas es el filtro, donde poco a poco se acumulan restos de detergente y otras partículas que, con el paso del tiempo, lo bloquean. Es importante seguir los pasos indicados en las instrucciones del fabricante para retirarlo y limpiarlo a consciencia, para posibilitar un buen funcionamiento del electrodoméstico.

Otra pieza a la cual a menudo no se da la suficiente importancia es el cajetín del detergente. Basta con quitarlo con una frecuencia de tres o cuatro meses y lavarlo con agua tibia, procurando despegar cualquier resto de jabón, suavizante o cualquier otro producto que hubiera quedado adherido.

Con estos consejos, podrás cuidar mejor tu lavadora.

Despieze tambor cuba y cajetin de lavadora
Despieze de lavadora

No es recomendable usarla todos los días ni dejar que se acumulen residuos o detergente.

Dejar residuos en ella o que se quede húmeda despues de un ciclo de lavado podría fomentar la aparición de moho y producir atoros que requerirán una reparación, a veces costosa.

No laves la ropa después de cada uso.

Usar tu lavadora a diario puede reducir su tiempo de vida pues trabaja de más y, adicionalmente, aumentas el consumo de agua. Lo mejor esperar a tener una buena cantidad de ropa acumulada para lavar pero sin llenarla demasiado pues disminuye su calidad de lavado.

No uses demasiado detergente.

Si te excedes en la dosis de detergente necesario, el dispensador se llenará de residuos rápidamente y podría atorarse dañando la lavadora. Para limpiarlo, colócalo debajo del chorro del grifo y usa una escobilla pequeña o un cepillo de dientes viejo para eliminar residuos.

No olvides del filtro.

El filtro es importante pues se encarga de recoger los objetos, pelusas, hilos y demás partículas que aparecen durante el lavado. Limpiarlo es fundamental, no solo para que cumpla con su función, también porque podría dañar la lavadora tapando el ducto.

Limpia tu lavadora por dentro.

Para evitar los malos olores, hay que hacer una limpieza del interior de la lavadora una vez al mes. Para hacerlo, inicia un ciclo de lavado con agua caliente y sin ropa dentro. Algunas personas añaden bicarbonato y vinagre para remover mejor la suciedad.

Deja abierta la puerta.

Cuando no uses la lavadora deja la puerta entreabierta para que el interior se airee y no se formen moho ni genere mal olor.

Si necesita Asistencia Técnica de lavadoras en 24htodoelectric podemos atenderle. En Huelva somos pioneros  en la compostura de módulos electrónicos de lavadoras. Lo que ahorra tiempo y dinero, y en algunos casos permite la reparación de equipos descatalogados.

Disponemos de servicio a domicilio en las siguientes localidades:

Aljaraque, Bellavista, Beas, Cartaya, El Portil, Gibraleon, Punta umbría, La Palma del condado, Lucena del puerto,  Mazagon, San Juan del Puerto, Trigueros. Si necesita servicio en otra localidad consulte la disponibilidad.

Atendemos las principales marcas del mercado:

AEG, Ariston, Amana, Aspes, Beko, Bosch, Balay, Brandt, Candy, Cata, Corbero, Daewoo, De-dietrich, Electrolux, Edesa, Fagor, Franke, General electric, Hisense, Hoover-Otsein, Hotpoint, Indesit, Liebherr, LG, Linx, Mepamsa, Monix, Miele, New Pol, Nodor, Neff, Panasonic, Samsung, Siemens, Smeg, Taurus, Teka, Vitrokitchen, Whirlpool, Westinghouse, Zanussi.

Historia de la lavadora:

La primera patente fue concedida en Inglaterra en 1690 en la categoría de Washing and Wringing Machines (Máquinas de lavar y escurrir),​ y el Aleman Jacob Christian Schäffer publica su diseño en 1767. ​En 1782, Henry Sidgier obtiene una patente británica para una lavadora con tambor giratorio, y en 1862, Richard Lansdale exhibe su «lavadora giratoria compacta » patentada en la Exposición Universal de Londres.

Fuente: Wikipedia

Los comentarios están cerrados.